SERGIO GÓMEZ: «TENEMOS GANAS DE SEGUIR»

LA PALABRA DE PARTE DE LA DUPLA DEL SANTO

Foto: Argentina en Ascenso

Por: Rocío Del Huerto (@RocioDelHuertok)

Uno de los integrantes de la dupla técnica de San Martín de Tucumán, Sergio Gómez, pasó por el programa de Argentina en Ascenso y esto comentó:

– ¿Cómo está tu situación en San Martín de Tucumán?

«Es una situación compleja, llena de incertidumbre, la realidad es que es muy injusto todo lo que nos pasa después de ser uno de los equipos que más puntos sacó, que mayor porcentaje hizo en el futbol argentino. Tener que esperar por esta situación, es feo. Los dirigentes quieren que nos quedemos, nosotros tenemos muchas ganas de quedarnos. Pero hay que esperar a ver qué pasa con la resolución, porque el contrato que te pueden llegar a ofrecer de Nacional B o en primera la situación económica cambia, depende de la categoría. Lamentablemente hay 20 jugadores también que están en la misma situación que nosotros. Hoy todos los equipos querrían tener alguien de San Martín.»

– En principio tu contrato está finalizado, una situación absolutamente atípica. ¿Ustedes se consideran todavía dupla técnica de San Martín o ex entrenadores hasta un nuevo contrato firmado?

«Nosotros vamos a ser ex entrenadores de San Martín cuando estemos en otro club. Junto a Favio todavía nos sentimos parte de San Martín. Somos respetuosos y estamos agradecidos. La gente de  San Martín nos dio la posibilidad de dirigir a un grande, por eso tienen prioridad ¿Te imaginás que se pueda continuar la Primera Nacional y nosotros enfrentar a esos 20 jugadores que tuvimos si seguimos en el club? Es una locura esto que está sucediendo. Nuestro representante es el que maneja si llega alguna oferta y demás. Nosotros le comunicamos que queremos seguir en San Martín. Deseamos que se solucione lo antes posible porque cuando comiencen los entrenamientos la intención es estar dirigiendo.»

– ¿ Tuvieron algún contacto en estos días ahora que están libres para ver si se podían incorporar o continúa el silencio lógico por la situación que se está atravesando?

«Hace un mes sí había una situación de Primera división pero nosotros estábamos en San Martín, y con Favio hemos sido respetuosos desde que arrancamos. En el proceso que estaba pasando el club no valía la pena salir corriendo por la ventana. Ni la gente ni nosotros nos merecíamos esa situación por más que sea un equipo de categoría superior.»

– El Presidente Roberto Sagra declaró que se le vencía el contrato a varios jugadores y que la situación económica del club no era la mejor por no contar con el dinero del público a las canchas, que era uno de los principales ingresos ¿Repercutiría en tu decisión si se diera un éxodo importante en el plantel?

«Creo que son entre 18 y 20 jugadores. La situación económica del club depende mucho de la gente de San Martín, en dos partidos de local recaudó alrededor de 10 millones,  de los cuales 8 le quedan al club porque la cancha siempre está explotada. Es un gran ingreso que hoy no tiene como no tienen muchos clubes, pero capaz que los otros no la llenan tanto. Esto hace que no se pueda ofrecer un contrato o ponerse a renegociar un contrato a los jugadores ni al cuerpo técnico. Encima sin saber qué categoría se va a jugar, porque si vos estás en Nacional B recibís un ingreso y si estás en Primera recibís otro.»

– ¿Firmarías un contrato que incluya una reducción salarial importante?

«La situación económica es difícil para todos los clubes, en cuanto a lo contractual es algo que maneja nuestro representante y nosotros no nos metemos en el tema económico. Ahora estamos recibiendo el 50% del sueldo de lo que se arregló. Habíamos arreglado un 70 pero ese 20% faltante de cada mes se va a pagar en agosto y septiembre. Eso fue lo que arreglamos. Ningún jugador de San Martín ni el cuerpo técnico está cobrando el sueldo completo. Entendemos el momento y tenemos que estar del lado del club como muchos futbolistas y técnicos en diferentes instituciones, esa es la realidad. Son situaciones muy complejas que tienen que ver con el trabajador común que también la está pasando muy mal.»

– Da la sensación de que a San Martín lo dejaron de lado desde lo político. Vos como entrenador, ¿Pudiste hablar con algún colega, futbolista, que te haya manifestado su opinión o también quedaron separados de estos dos bandos que se formaron (ellos contra todos)?

«Nosotros tenemos una excelente relación con un montón de dirigentes, técnicos y jugadores que tienen claro nuestra  trayectoria. De dónde arrancamos. Terminamos siendo los entrenadores del pueblo, que se forzaron desde abajo y que sueñan con dirigir en Primera. En off obviamente hablamos con un montón de gente que conocen del trabajo nuestro y que lo que estamos defendiendo es el porcentaje de puntos que sacamos. Los 44 puntos que sacamos en la cancha. Somos el equipo menos goleado, el más goleador, el de los 17 partidos invictos, el cuerpo técnico que ascendió de la C a la B, de ahí al nacional B. Todo con trabajo, no creo que ningún técnico ni ningún dirigente nos haga de lado porque sabe que estamos defendiendo lo que se consiguió con estos jugadores y éste club.»

– ¿Cómo vivió la dupla técnica todo el banderazo?

«Pasaron un montón de situaciones y fueron una locura. Cuando dieron por finalizada la temporada y se decía que San Martín ascendía a Primera, desde los balcones hubo un estallido impresionante. Cuando se inició el banderazo me preguntaban a mí ¿Quién soy yo para frenar la pasión a la gente? Obviamente no era la forma porque estamos en cuarentena. Pedirle al técnico de San Martín que pueda frenar a las miles de personas que había, era una locura. Yo vi el video, apenas dijeron que se daba por finalizado el torneo y que el ascenso iba a ser para Atlanta y San Martín. No se imaginan el estallido desde los balcones de sus casas. Fue impresionante, no lo vi nunca en mi vida. Ahora me estoy acostumbrando a la gente de San Martín, es muy fanática se auto catalogan enfermos. La gente que viene a Buenos Aires dice que va a conocer La Bombonera, yo le diría que también vayan a ver un partido La Ciudadela. No es solo River y Boca. Tengo muchas anécdotas muy lindas que me han pasado en Tucumán. Cerca de Tafí del Valle, alguien me perseguía, pensé que había hecho una mala maniobra pero quería una foto, era un hincha San Martín que quería una foto.»

– El Vicepresidente Ricardo Seoane le tiró una bomba a Sergio Marchí, Presidente de Agremiados, al confesar que él les habría dicho a los futbolistas que vayan para Tigre, ¿A vos te consta eso? ¿Qué opinión te merece? 

«No estoy interiorizado sobre el tema. Yo siempre que hablan de diferentes situaciones defiendo la postura de San Martín y de lo que hizo en el campo de juego. Nosotros estamos a favor de San Martín y de lo que hace en la cancha. Me da una bronca que se hable de todo el resto y no de lo que consiguió en cancha con estos jugadores. Lo que hizo el cuerpo técnico. Mucha gente trabajó para que San Martín sea el equipo más eficaz en el fútbol argentino en cuanto al porcentaje de puntos. De eso no se habla y es lo que más me interesa como técnico. Hay un cuerpo técnico, jugadores y empleados que colaboraron para que San Martín pueda tener la posibilidad de rendir ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Eso se deja de lado cuando te dicen que los ascensos y descensos se tienen que definir en la cancha. Todos esos clubes que estuvieron festejando hace tres meses, que sí lo hicieron para salvaguardar los clubes están perfecto, no tengo nada en contra de ellos ni contra los clubes que se pudieron salvar. Termina siendo injusto. Festejaron los que se salvaron del descenso, y yo estoy encerrado en mi casa sin trabajo esperando. Hubo mucho trabajo, horas y horas para preparar un partido, reunirme con todo el cuerpo técnico todos los días para hablar

– ¿Sentís que le restaron importancia a tu trabajo?

«Creo que terminan restándole importancia al esfuerzo que se hizo. Me parece que deberían hablar de lo que hicieron San Martín y Atlanta, las muy buenas campañas de Defensores de Belgrano, Estudiantes de Río Cuarto. Todo lo que se hizo en el 70% del campeonato. En Europa dieron por suspendida la temporada y cuando volvieron lo hicieron todos a jugar como estaban. Pero acá se dio por terminada. Eso fue lo que confundió, porque en el boletín  comunicaron que se daban por finalizadas las temporadas. En Primera se jugó una sola fecha y faltaban nueve. En el Nacional B también, pero en Superliga ya repartieron las clasificaciones a las copas, esa fecha computó. Termina siendo todo muy confuso. Yo no estoy ni en contra de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) ni en contra de los clubes que se salvaron, ni de los que clasificaron pero termina siendo injusto. Atlético de Tucumán estaba muy cerca de poder clasificar, Independiente, Vélez. No se va a jugar. Cuando dicen de ganarlo en cancha, ¿De qué están hablando? Nosotros somos un cuerpo técnico que sabe lo que es ascender en la cancha, eso te puedo asegurar. Acá estamos hablando de dos situaciones diferentes. Dieron por finalizada la temporada. Como técnico, si sigo dirigiendo en San Martín, ¿Cómo voy a jugar el mismo torneo con otro plantel? Es una situación muy absurda, termina desvirtuándolo. Esas situaciones terminan confundiendo y obviamente que todo el mundo quiere sacar ventaja, pequeña, grande, pero todo el mundo quiere sacar ventaja. Yo quiero que nuestro fútbol sea más competitivo, cada vez más transparente. Quiero que las cosas se hagan mejor porque amo el fútbol. Tuve la suerte de dirigir en todas las categorías, me falta dirigir en Primera.»

– ¿Dónde está el secreto de esta dupla técnica?

«El éxito es relativo, es mejor tener la tranquilidad de qué se hace para poder ser. Nosotros lo que intentamos es poder llegarle al jugador, tratar de jerarquizar nuestro propio equipo técnico e ir agregándole personas que nos mejoren y que nos compitan para ser mejor. Tratar de generar una unión, que se entienda que siempre que el club está sobre cualquier técnico y jugador y empleado. El club va seguir existiendo y tratar de adquirir rápido el sentido de pertenencia. Con Favio no vendemos humo. Les decimos que desde el primer día que llegamos nos ponemos la camiseta del club al cual dirigimos. Lo hicimos en Almagro, Español, Fénix, Flándria. Nosotros trabajamos de esa forma y tratamos de ser respetuosos de la gente, del hincha que paga su entrada, de los jugadores. Uno tiene que entender que son privilegiados de vivir de lo que les gusta, un mínimo hay que dar. Porque a la gente lo que lo que impulsa es la pasión, todo el tiempo independientemente del club donde esté dirigiendo, uno tiene que respetar la pasión del hincha. Nosotros simplemente hacemos para intentar ser. No soy quién para juzgarme si junto a Favio somos buen cuerpo técnico. Sí trabajamos para hacerlo y algún día ojalá podamos llegar a serlo, es el deseo de todo nuestro cuerpo. Hay un montón de gente que trabaja, los profes, los kinesiólogos, los empleados del club. Nosotros le damos el mismo valor. Cada una de las personas que integran la institución de San Martín de Tucumán fue importante para conseguir estos 44 puntos, hay que valorar el trabajo de las demás personas y no estar por sobre el resto.»

– ¿Cómo vivieron ustedes como cuerpo técnico junto con el plantel una incertidumbre total al ver a toda la hinchada festejando un ascenso que no fue? 

«Primero frenar la ansiedad de los jugadores en ese momento. Nosotros hablamos en un grupo de WhatsApp: ‘muchachos, esto no es así, es muy cambiante y hasta no tener la certificación de AFA no se puede festejar. Tranquilos que por ahí la semana que viene estamos jugando. Vamos a entrenarnos como si mañana tuviésemos que jugar’. Eso es lo que le dijimos a los jugadores, buscamos calmar esa ansiedad.»

¿Ves la posibilidad de que se separe la dupla técnica, que alguna vez se enfrenten entre ustedes? ¿Hablan de eso?

«Mucha gente nos pregunta lo mismo. Con Favio tenemos una relación fuera de lo laboral y nos llevamos muy bien. No es difícil trabajar en dupla si uno tiene claro y equilibrados los egos y el respeto y la unión que uno tiene que tener por el bien común. Nosotros comandamos un cuerpo técnico y de nosotros parte de cada situación si nos llevamos bien obviamente el resto del cuerpo técnico va a funcionar. Tenemos una muy buena relación, dentro y fuera de la cancha y tenemos los mismos principios. Somos parecidos en nuestras enseñanzas, pero también somos  diferentes y nos complementamos muy bien. Cada situación que vivimos con Favio en este tiempo de incertidumbre decidimos que tenemos que seguir porque es nuestro sueño, es lo que nosotros queremos. Estábamos tan cerca, pero de una u otra forma vamos a llegar, ‘el trabajo siempre encuentra la forma’, como dice el profe Soma. Cuanto más trabajo, más suerte tengo. Esa suerte hay que acompañarla con trabajo, con humildad, con sacrificio. Eso es este cuerpo técnico y es lo que transmitimos. Cada vez que nos preguntan eso le contestamos de esta forma, porque no me imagino laburar sin Favio, y si le preguntan a él, seguramente te va a decir lo mismo y no es difícil. Es como en cualquier trabajo, a veces uno conduce los otros acompañan. Pero el trabajo es  igual de importante. Esta es la situación que nosotros creemos que pregonamos.»

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *