SE TERMINÓ EL ROMANCE

FINAL DE LA SEGUNDA ETAPA DE ROMÁN MARTINEZ EN MORÓN

Foto: Facebook Personal de Román Martínez

Por: Agustín Serraiocco (@Serragus98)

Todo tiene un final. En este caso uno que era de esperarse por lo que venía pasando, pero impensado cuando volvió al club del cual es hincha.
«Mi sueño es jugar con mi hermano en Morón y conseguir el ascenso» había dicho Román Martínez, ahora ex jugador del Gallo.

El pasado 29 de junio era presentado en conferencia de prensa en el Nuevo Francisco Urbano con lágrimas en los ojos, con todas las esperanzas y el deseo de ascender. Sería su segunda etapa en la institución, tras haber partido en 2003 a Arsenal de Sarandí.

Después de lo que fue haber mantenido la categoría, el Gallito se puso en mente armar un plantel que lo hiciera jugar en Primera División por segunda vez en su historia.

Qué mejor refuerzo que Román Martínez, reciente subcampeón de América con Lanús y de buenas actuaciones. Las espectativas de ver a un jugador de ese nivel en la B Nacional eran muy grandes, principalmente la de los hinchas.

Todo parecía arrancar de la mejor manera: debut y gol frente a Colón por Copa Argentina, pero finalmente los del Oeste quedarían eliminados en la tanda de penales.

Luego de dejar una buena imagen frente al Sabalero, le tocaría enfrentarse a Central Córdoba en Santiago del Estero. Otra vez volvía a marcar, pero de nuevo el encuentro terminaría en empate, gracias a la inexorable «Ley del Ex» de Javier Bicho Rossi.

En la segunda fecha le tocaría recibir a Almagro, pero sin final feliz, se suspendería a los 75 minutos por conflictos en las afueras del estadio, que se desplasarían hacia las tribunas. Fue 2 a 0 para la visita (a la semana siguiente se lo darían por ganado).

Su próxima rival sería Platense en Vicente López y sumaría otra derrota por el mismo resultado. El Rojiblanco volvía a demostrar una floja versíon al igual que con el Tricolor.

Buscaría levantar cabeza frente a Gimnasia de Mendoza. Otra vez no conseguiría los tres puntos. Empate y se agudizaba la falta de funcionamiento y la poca precisión de cara a los arqueros contrarios.

Se suspendería el partido frente al Violeta de Campana y tendría una semana más de trabajo para el partido frente a Agropecuario. Esta vez conseguiría el triunfo, su primero y único del certamen. Hasta acá, malos resultados pero nada que hiciera anticipar lo que vendría.

Los conflictos comenzarían la semana pasada. El habilidoso volante no se presentaría a entrenar por tres días concecutivos ante un supuesto incumplimiento de pago. Reaparecería el día anterior a medirse con los de Felipe De La Riva, cotejo al cual no sería citado.

Hoy se confirmó la noticia de que en las siguientes jornadas abandonará el club y sin certezas de en donde va a jugar. Por lo pronto, está el rumor de que Rosario Central buscaría tentarlo para tener una opción para Nestor Ortigoza y Leonardo Gil.

En total Román Martínez disputó 550 minutos, con un grito sagrado, dos tarjetas amarillas y ninguna roja. Con él en cancha, los de Walter Ota cosecharon una victoria, dos empates y misma cantidad de derrotas y sin su participación, un partido, una parda.
Quedará por saber si será un adiós o un hasta luego, pero lo único concreto es que se terminó el romance.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *