El año del Gallo

EL AÑO DE DEPORTIVO MORÓN

Foto: gentileza Diario Clarín.

Por: Paula Medina (@pauulimedina).

Estas fechas hacen que paremos un momento y veamos hacia atrás, encontrando todo lo bueno y lo malo que vivimos, llámese “resumen del año”. Nadie estará más contento de hacer un balance anual que la gente de Morón, si han vivido grandes cosas este último tiempo…

Arrancaron de la mejor manera por aquel 6 de junio, ese día hicieron historia. Fue una noche fría. Faltaban cuatro fechas para que finalice el torneo de la B Metropolitana y se enfrentaban ante Platense. Lo vencieron por 2 a 1. De la mano de Walter Otta, el «Gallo» se consagraba campeón y ascendía a la segunda categoría del fútbol argentino, luego de 17 años. Lo que festejaron ese día… abuelos que tuvieron que esperar tantos años para desahogarse con el grito sagrado de “dale campeón”, los más chicos que nunca habían visto al»Gallito» levantar una copa. Vaya que fue emocionante para ellos.

Pero el año futbolístico no fue solo eso, no. Una vez en el Nacional B comenzaron los problemas. Los resultados no se les daban, la enfermería desbordaba de lesionados y la incapacidad de encontrar el estilo de juego que los caracterizaba cada vez los complicaba más. Y, para sumarle responsabilidades, en simultáneo jugaban la Copa Argentina, certamen que cada vez toma más importancia. El gallo fue el verdugo de los equipos de primera. Primero fue el turno de Patronato en donde los venció por 2 a 0; lo siguió San Lorenzo ganando por 1 a 0; ante Unión hizo lo suyo en los penales, luego de empatar 0 a 0. En cuartos de final, Olimpo fue la victima tras perder por 1 a 0.

Nadie lo hubiera imaginado a Morón peleando la semifinal ante nada menos que River. Ese sería el final de la ilusión para la gente del oeste al caer por 3 a 0. A pesar de quedar eliminado, se festejó como si se hubiera logrado un titulo nuevo, el estadio Malvinas Argentinas temblaba al cántico de “Dale Morón”. Se cerró esa etapa, pero no todo terminaba ahí, todavía les quedaba un objetivo a cumplir. Lograr 15 Pts al finalizar la primera mitad del torneo. Era difícil y sumado a la cantidad de bajas parecía imposible. Pero el equipo de las grandes hazañas lo logró y en la última fecha venció a Brown de Puerto Madryn por 1 a 0, llegando a su meta. Y con la tranquilidad de saber que su entrenador continuará en el 2018, luego de que se hablara de una posible salida y la oportunidad de dirigir un equipo de primera.

Hoy todos respiran más tranquilos, contentos por todo lo que vivieron. Descansando hasta el 3 de enero donde arrancaran los entrenamientos, mientras que el 6 del mismo mes viajarán al hotel Paysandú en Colón, Entre Ríos, donde realizaran la pretemporada. Con caras nuevas también, porque se sumará Mauricio Alonso que viene de jugar en el Lorca de España. El otro que está por arribar al oeste es Ricardo Blanco, con presente en Instituto de Córdoba, aunque falta acordar su salida.

Un año cargado, pero sin duda será uno de los más recordados por los hinchas de Morón…


Cronista: Paula Medina

Foto: gentileza Diario Clarín.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *