REPARTIERON PUNTOS EN CORRIENTES

BOCA UNIDOS (CORRIENTES): 1 Vs GIMNASIA Y ESGRIMA (MENDOZA): 1

Por: Pablo Dao

DSC04984 (1)

Boca Unidos y Gimnasia de Mendoza no se sacaron ventajas en un partido atractivo que terminaron empatados en un gol por bando. En el balance, los dirigidos por Ricardo Rodríguez merecieron más de lo que obtuvieron, ya que supieron emparejar las situaciones ante una numerosa defensa que armaron los de Omar Labruna. César Carranza en el primer tiempo ponía en ventaja a los mendocinos, mientras que Nicolás Silva selló cifras definitivas en el segundo.

En el comienzo del feriado, el conjunto correntino quería mantener sus chances de entrar en el selecto grupo de clasificados al reducido. Para eso debía conseguir los tres puntos ante el lobo mendocino quien llegó a tierras correntinas con el objetivo de sumar aunque sea un punto para poder alejarse de los puestos de descenso..
Comenzó mucho mejor el dueño de casa quien en los primeros 17 minutos contó con siete corners a su favor, producto de su insistente presión en tres cuartos de cancha. Utilizaron en demasía las bandas para atacar y tirar diferentes centros que siempre encontraron un receptor “albinegro” cerca del arco. También manejaron con criterio cada avance por el centro pero nunca llegaban a una posición propicia para probar las manos de Matías Alasia.
El elenco cuyano resistía los embates y se reducía a contragolpear. Pasados dos minutos de la media hora iba a probar con creces que esa era una fórmula que se la sabía de memoria. Cristian Taborda logró desnivelar por la derecha y mandó el centro a la puerta del área justo por donde César Carranza estaba ingresando al área, quien con un remate esquinado y fuerte logró dejar en el camino a Sessa y poner el primero del partido.
El gol caló fuerte en la moral de un Boca Unidos que perdió en un minuto los estribos que tanto trabajo le había costado amarrar. El trato de pelota no fue el mismo: Chaves ya no lograba llegar al fondo de la cancha como lo hacía en los primeros minutos, tampoco Silva pudo seguir ganándole la espalda a su marcador, y hasta Leo Baroni insinuó un deje de nerviosismo en sus pases. Eso permitió el agrande de un Gimnasia que tenía todo para ganarlo.
Parecía que se le venía la mala a los correntinos, ya que a los 39 minutos Ricardo Rodríguez tuvo que hacer un cambio obligado por una lesión en la pierna izquierda de Pablo Vergara, quien dejó su lugar en el campo a Emanuel Dening.
El pitazo de Ramiro López haciendo saber que se venía el descanso hizo respirar a todo el pueblo “aurirrojo” que se acercó hasta el Leoncio Benítez. Los de Omar Labruna aprovecharon las pocas que tuvieron para inquietar a su rival y le sacaron el máximo provecho a un experimentado delantero como César Carranza, hombre que marcó por cuarta fecha consecutiva.
Boca Unidos debía reaccionar rápido para que el partido no se le escape de las manos y eso fue lo que salieron a demostrar en el segundo tiempo. Pero más allá de intentar realzar su impronta de querer jugar al ras del piso y adelantar las líneas, la pelota no circulaba eficientemente en el traslado de defensa a ataque. Gimnasia manejaba bien los tiempos y tocaba ante la impaciencia de algunos jugadores correntinos.
Los locales iban a contar con dos chances inmejorables para llegar al empate. Primero, a los 15 minutos, cuando Dening mandó un centro desde la derecha que lo encontró al recién ingresado Germán Herrera sólo por el otro lado, pero su remate acabó siendo rechazado por un manotazo salvador de Alassia. Dos minutos después, la misma fórmula: un centro por el mismo costado, esta vez desde un tiro libre y bombeado, lo halló a nuevamente Dening bajando la pelota para la llegada de Silva, quien controló de sobrepique y sacó un disparo potente que superó al arquero pero no a Marcelo Carrizo en la línea del arco. Así, el lateral izquierdo salvaba lo que era la mejor situación del rival.
Ésos avisos casi simultáneos hicieron que Labruna tenga que mover el banco para reforzar su defensa sacrificando piezas ofensivas. Pero tal táctica no le iba a servir a los 25 minutos, instante en que se produjo el empate. Una larga jugada de Boca Unidos, llena de imprecisiones y “recuperos” en el medio, terminó abriéndose al costado derecho para encontrar a un Dening que logró desbordar y tirar un centro que dio en el pie de un defensor. La pelota se elevó, y cuando cayó por el centro del arco, Nicolás Silva no tuvo más que meter la cabeza para mandarla a la red y convertir la situación en la justa paridad que tanto su equipo estaba buscando.
Después de emparejar el resultado la pelota casi no volvió a recaer en Sessa, maniéndose dentro del terreno mendocino y con cada vez más cercanías al arco de tal zona. Emanuel Dening, ya convertido en figura del segundo tiempo, tenía a maltraer a todos los defensores que el DT contrario le había destinado y empujaba a sus compañeros a seguir insistiendo en las chances de pasar a ganar el juego.
La insistencia y las chances comenzaron a perder fuerza en los instantes finales. Y casi con el tiempo cumplido, sólo iba a quedar tiempo para ver la tarjeta roja en alto para Jonathan Garay luego de que el volante mendocino levante su pie peligrosamente hasta la altura de la frente de Rolando Ricardone cuando este intentaba hacerse del balón.
Ramiro López, de correcta actuación, marcó el final del encuentro.
Con el empate, Boca Unidos quedó a cinco puntos del último que en este momento está ingresando en el reducido de la categoría –Instituto de Córdoba– pero con un partido menos. Por lo tanto, el empate no le sirve en esa lucha por alcanzar a los cordobeses. Pero en la vereda de enfrente, Gimnasia festejó el punto cosechado en Corrientes, ya que le permitió seguir engrosando su promedio a falta de cuatro fechas para que finalice el torneo.

Formaciones: Boca Unidos: 1. Gastón Sessa (6); 2. Marcelo Ortiz (5); 3. Leonardo Baroni [c] (4); 4. Rolando Ricardone (5); 5. Diego Sánchez Paredes (6); 6. Emanuel Olivera (5); 7. Nicolás Silva (6); 8. Martín Fabro (5); 9. Gabriel Martinena (6); 10. Jonathan Chaves (4); 11. Pablo Vergara (5). Suplentes: 12. Fabricio Henrricot; 13. Matías Moisés; 14. Alexis Danelón; 15. Matías Escobar; 16. Germán Herrera (6); 17. Lucas Oviedo (5); 18. Emanuel Dening (9).

DT: Ricardo Rodríguez.

Gimnasia y Esgrima (Mendoza): 1. Matías Alasia (7); 2. Julio Villarino (5); 3. Marcelo Carrizo (5); 4. Gerardo Corvalán (5); 5. Fabio Giménez (); 6. Federico Pomba (6); 7. Jonathan Garay (5); 8. Neri Espinoza (5); 9. Cristian Taborda (6); 10. Ernesto Garín [c] (5); 11. César Carranza (9). Suplentes: 12. Mauro Leguiza; 13. Yair Marín (5); 14. Maximiliano Montiveros (-); 15. Sergio Oga (5); 16. José Pereyra; 17. Oscar Amaya; 18. Lucas Farías.

DT: Omar Labruna.

Goles: 32 PT César Carranza (GyE); 25 ST Nicolás Silva (BU).

Cambios: En Boca Unidos: 39 PT Emanuel Dening por Pablo Vergara; 13 ST Germán Herrera por Jonathan Chaves; 13 ST Lucas Oviedo por Marcelo Ortiz. En Gimnasia y Esgrima: 19 ST Yair Marín por Cristian Taborda; 25 ST Sergio Oga por Ernesto Garín; 44 ST Maximiliano Montiveros por César Carranza.

Amonestados: 36’’ ST Martín Fabro (BU); 1 ST Gerardo Corvalán (GyE); 14 ST Ernesto Garín (GyE); 16 ST Rolando Ricardone (BU); 20 ST Leonardo Baroni (BU); 40 ST Julio Villarino (GyE).
Expulsados: 47 ST Jonathan Garay (GyE), por juego brusco.

Estadio: Leoncio Benítez (Boca Unidos) (Muy Bueno).

Árbitro: Ramiro López (Bueno).

Asistentes: Gonzalo Pedro; Federico Cuello.

Por: Pablo Dao.

Twitter: @pablodao

Foto: argentinaenascenso.com.ar (Pablo Dao).

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *