RECUERDO EN LA TORMENTA

SE CUMPLE UN NUEVO ANIVERSARIO DEL ASCENSO

Foto: San Miguel

Por: Franco Ramírez (@fran_ramirez23)

El presente de San Miguel no es el mejor de todos, pero hoy a toda esa gente que lo banca se les dibuja una sonrisa en sus rostros al recordar el ascenso que lograron tres años atrás en el Gigante de Villa Fox frente a CADU.

Un 29 de julio de 2017, el Trueno Verde viajaba a Zárate en busca de retornar a la Primera B luego de permanecer durante 14 años en la cuarta categoría del fútbol argentino. ¿Qué les habrá pasado por la cabeza a los jugadores en ese viaje de 65 kilómetros?

La final de ida había culminado con empate en cero. Partido jugado en el estadio Julio Humberto Grondona, más conocido como el Viaducto de Sarandí, dejó postales de la peregrinación de los hinchas hacia el sur del conurbano bonaerense. El lado negativo que todos recuerdan fue la fractura de cráneo del jugador Isaías Olariaga, que pudo recibir primeros auxilios por parte del árbitro Yael Falcón Pérez. 

Ahora nos trasladamos directamente a ese “campo minado” en Zárate, con alrededor de 5500 personas haciendo sentir el rigor de ser visitantes, mucho por ganar y nada por perder. Un primer tiempo en el que San Miguel jugó a la contra sabiendo que contaba con la “artillería pesada” en el ataque y que finalmente serían los protagonistas de la tarde.

Eficacia y contundencia son las palabras justas para el encuentro del equipo de Los Polvorines en la etapa inicial. El primer tanto llegó mediante un tiro de esquina en el que la peinó César Peralta y Martín Batallini en el segundo palo convirtió de chilena, sólo frente al arco rival. Luego, minutos previos a la finalización de la primera mitad lleg9 el pase filtrado para que el Batagol convirtiera nuevamente y estirara la ventaja para que todo el pueblo Verde que estaba mirando el partido en el Complejo Olímpico Malvinas Argentinas grite desaforadamente.

Segundo tiempo en marcha, Defensores Unidos con la iniciativa como en la etapa inicial, pero con la presión de ir a buscar el descuento y posterior empate. El primero llegaba por medio de Gonzalo Ritacco, que tras una gran jugada individual definió por encima de Augusto Vantomme, desde afuera del área. El segundo tanto quedaría en la punta de la lengua de todos los hinchas de CADU allí presentes porque, sobre el final, tuvieron dos ocasiones que tapó el arquero de visitante.

Maximiliano Ramírez sentenció la culminación del partido, y así, el final de 14 años de agobio para todo San Miguel. Era el retorno a la Primera B recuperando la memoria y que con un equipo de grandes jugadores e históricos, como Fabián Zermatten y Tati Berardi al mando, supo consagrar.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *