Tomás Costa: «Los clubes de ascenso debemos ser agradecidos eternamente a Claudio Tapia»

Foto: Prensa Colegiales (@Ca_colegiales)

Por: Franco Armas (@FrancoArmas97)

Para conocer la situación del Club Atlético Colegiales, desde Argentina en Ascenso dialogamos con el presidente de la institución «Tricolor», Tomás Costa, que entre otros detalles explicó el trabajo en conjunto con el plantel profesional a la hora de negociar los contratos, la obra que se comenzará próximamente y le agradeció al mandamás de la A.F.A, Claudio Tapia. Aquí, la entrevista completa.

-¿Cual es la situación del plantel profesional?

-Se vencieron once contratos, dentro de los cuales están los cinco que se comunicaron de manera oficial (Facundo Nasif, Jorge De Maio, Franco Gómez, Julián Rodriguez Seguer y Ezequiel Vicente) y que no seguirán en el plantel profesional. La situación de Luis Zeballos, Facundo Monín y Mauricio Aquino están en vías de resolverse, Tobías Moriceau tiene una oferta y todavía no respondió mientras que Facundo Stable y Rodrigo Paillalef estamos viendo, no les queremos prometer nada que no le podamos cumplir. Vamos viendo como avanza todo y en base a eso ver como resolvemos su situación.

Las 5 bajas confirmadas por «Cole»
Fotos: Prensa Colegiales (@Ca_Colegiales)

-¿Cómo se hace en este contexto para dialogar con los jugadores y mientras tanto abonar los gastos corrientes (servicios públicos, sueldos, etc.)?

-Nosotros tenemos una comunicación muy fluida con todo el plantel. En su momento, cuando estaba el «Turco» Nasif, por ahí hablábamos con él, yo soy de hablar mucho con Luis Zeballos, con el «Polaco» Carreira, que son los referentes que quedaron ahora a cargo. El otro día tuvimos un zoom con ellos dos, con Guido Dal Casón y con la «Mona» Magallanes (Diego Magallanes) para que le bajaran el mensaje al plantel. Tenemos que estar juntos en esto. Nosotros no les vamos a bajar el sueldo, queremos respetar lo que se pacto en un principio. Si bien la situación está complicada, la venimos llevando bastante bien.

-¿Por qué tomaron la decisión de no bajar los salarios?

– Entendemos que los sueldos que pagamos no son los más altos y un achique les puede generar un perjuicio grande. Hasta donde podamos, la idea es que el club absorba los gastos. Siempre y cuando se pueda.  Obviamente que si se hace imposible se tendrá que hablar. Hoy entendemos esto. La gente en el imaginario entiende que el jugador de fútbol es el de primera (en referencia a Primera División) y que gana en dólares todos los meses y no es el caso del profesional de Colegiales ni de ninguno de la B Metropolitana.

-¿Qué importancia tiene que la A.F.A siga enviando el dinero por los derechos de televisación?

-Es fundamental. Uno tiene que recalcar esto, porque por ahí se toma como natural. Que el Presidente Claudio Tapia y que la A.F.A este abonando, no solamente en tiempo y forma, sino que antes de lo que pagaban previo a la pandemia, significa que entienden las necesidades que hay. Hoy la primera semana de cada mes tenemos depositado el dinero de los canones de televisión. Hay que tomar real dimensión de que sin la ayuda de A.F.A los clubes, te diría que todos los de la B Metropolitana (actual Primera B), salvo alguno que otro, estaríamos sin poder pagar los sueldos. Para Colegiales representa un 85% de los ingresos que tenemos, si no contamos con eso no sólo no le podemos pagar a los jugadores, sino tampoco a empleados ni los servicios básicos. Es fundamental que la A.F.A este comprometida con los clubes. La gran ventaja que tenemos es tener a «Chiqui», que ha estado en el ascenso y que sabe lo que es presidir un club  al que no le sobra nada. Él entiende totalmente del ingreso que nos da A.F.A.

-¿Qué te genera que pese a la pandemia puedan realizar obras como la renovación de la platea?

-Es para lo que vinimos. La idea nuestra, como dirigencia, es dejar una huella en lo institucional. Hay que hacer obras, que es lo que perdura, más allá de las comisiones directivas, de los jugadores. Es algo que queda en el tiempo y es nuestra premisa. Todavía no se comenzó porque se volvió a la fase 1. Una vez que se superé esto -ojalá sea a partir del sábado- la idea es cambiar las butacas de la platea, esto va a ser financiado por una empresa privada (Plásticas Babylin) y por socios del Club que apoyan y confían. No representa una erogación, es una obra que va a poder ser disfrutada por todos los socios e hinchas para lo que viene, cuando se reanude el fútbol.

-¿Cómo fue la decisión de comunicarle al socio los juicios que se pagaron o los que todavía están en curso?

-Es lo que se viene pregonando desde la comisión. Siempre hablamos de la transparencia, de la comunicación con el socio. Ellos tienen que saber que encontramos un club realmente hundido en deudas. Este es el segundo comunicado, ya que el primero lo hicimos ni bien asumimos. Acá la gente tiene que entender que quienes me acompañan a mi somos todos hinchas de Colegiales y el día de mañana vamos a seguir yendo a la cancha. Nosotros no tenemos ningún tipo de ganas de que se nos acusen de cuestiones extras de nuestra comisión. Lo que hacemos y las deudas que generamos, hoy por hoy, fue con nosotros mismos, una deuda interna. No queremos que nos perjudiquen juicios iniciados por gestiones anteriores. Es importante la gente sepa que nosotros nos estamos haciendo cargo de deudas que han quedado de gestiones anteriores. Les informamos todo lo que se ha pagado durante estos años, que han sido un montón de juicios pero todavía faltan los más pesados. Ninguno de todos estos han caído sobre esta gestión en estos dos años.

-Eligieron a Tapia por un mandato más, ¿Consideras que el contexto de la cuarentena, para aquellos que tal vez tenían alguna duda, sirvió para apoyen a la actual conducción?

-Yo creo que en el ascenso no debe haber alguno que haya tenido alguna duda, así sea antes de la pandemia. El que conoce a «Chiqui» sabe que los clubes de ascenso nunca han tenido la preponderancia que tienen hoy bajo su mandato. Me parece que hay que ser agradecido. Yo al único presidente que he tenido es a él pero tengo mucha gente conocida en A.F.A y ellos mismos, sin tener ningún compromiso con él ni interés en lo que pueda pensar, me comentaron lo que ha sido los años de la Comisión Normalizadora y los anteriores donde realmente los empleados iban llorando a la Asociación del Fútbol Argentino, porque no sabían que iba a pasar. Hoy, los trabajadores están al día, se hacen obras constantemente tanto en Viamonte como en el Centro de Ezeiza, ver la apertura que hay para con los jóvenes dirigentes, hacía el género femenino, las distintas cosas que se van generando. Tal vez, ese predio de Ezeiza que en un momento era inalcanzable y los «elegidos» entraban ahí, hoy es accesible para todos. Nos hacen sentir parte y cuando vos vas te sentas con el presidente de la A.F.A y te trata igual siendo el presidente de Colegiales, que al de Boca, o al de River, creo que no presta lugar a dudas -ni siquiera antes de la pandemia- que el camino es este. Seguramente hay cosas por corregir y se corregirán a lo largo de la gestión. En mi opinión, hablando de los clubes de ascenso, creo que debemos ser agradecidos eternamente a Claudio Tapia.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *