CÉSAR COCCHI: «LA AFA FUE EGOÍSTA CON LA DECISIÓN DE NO DEJARNOS ENTRENAR»

TODAVÍA DEBE DEFINIR SU SITUACIÓN

Foto: Info Pico

Por: Rocío Del Huerto (@RocioDelHuertok)

Al futbolista César Cocchi se le venció su contrato en Ferro de General Pico, y pasó en exclusiva por el programa de Argentina en Ascenso para contar su situación:

– ¿Podemos decir que sos jugador de Ferro de Pico?

«La verdad que a nivel contractual no, porque mi contrato se me terminó el 30 de junio. Pero en esta situación, no sabemos cómo se va a continuar. Así que a nivel legal sí pero siempre en contacto con el club y estamos esperando.»

– ¿La intención es seguir?

«Sí. En realidad no depende de uno, menos ahora que no se sabe cómo va a continuar todo. Pero sería un gusto continuar, porque Ferro es como mi casa, así que no habría problema. El tema es ver cómo continúan los torneos, cómo se sale todo esto.»

– ¿Recibiste algún llamado en estos días de la dirigencia?

«Con la dirigencia estoy en permanente contacto. Ya arreglamos la parte de los pagos para lo que restaba del torneo. Pero siempre estamos en contacto por otras cuestiones. Yo tengo relación de hace años, siempre por algún tema estamos hablando. Con respecto a lo futbolístico o de entrenamientos, la verdad que no se habla mucho, no se habla nada.»

– ¿Pudieron avanzar en algo con el tema sueldos (le habían pagado abril)?

«Sí. Nosotros después hicimos un arreglo de pago hasta mayo. Todavía resta alguna plata por cobrar, pero venimos bastante bien en comparación con la situación de otros clubes. La dirigencia hizo un esfuerzo, y está todo bien encaminado.»

¿Cómo vas llevando el tema de la pandemia, te agarró en Alvear ?

«La primera parte de la cuarentena la hice en Pico porque estaba ahí en el departamento. Cuando el club decidió cesar con los entrenamientos y nos  pidieron que dejáramos los departamentos por una cuestión de gastos, me vine para mi pueblo que es intendente Alvear.»

– ¿Cómo la vas llevando con los entrenamientos? ¿Entrenás solo o te juntas con alguno de los chicos? 

«Estoy entrenando la mayor parte solo, lo venía haciendo con una rutina que el cuerpo técnico nos había mandado hasta que se desvincularon y se fueron para Estudiantes de Buenos Aires. Sigo con esa rutina, también hago gimnasio. Por suerte acá en La Pampa podemos entrenar tranquilos y nos podemos mantener.»

– ¿Cómo tomaste esta decisión de AFA de no permitir entrenar por una cuestión de lealtad deportiva?

«Me parece un poco egoísta. Aunque parece simple, es mucho más complejo la decisión de AFA. Deberían haber tenido en cuenta que en las distintas provincias ya estaba más controlada la situación de los contagios. Creo que tendrían que haber pensado un poco más en que se puede entrenar en los lugares donde existe menor gravedad de contagios. Se deberían haber hecho excepciones para que los deportistas puedan retomar el entrenamiento, siempre siguiendo con los protocolos. Es necesario para los profesionales, también para el amateur sentirse bien psicológica y físicamente. Me parece que es un poco egoísta. Esperemos que pronto se vuelva. No hay ningún beneficio en que la Pampa o Mendoza vuelvan antes. Los únicos que van a ganar son los jugadores o los deportistas que vuelvan a entrenar y que sus cabezas puedan funcionar como deportista que son.»

– ¿Si estuvieras en la situación contraria, si fueras un jugador viviendo en Buenos Aires, no creés que los equipos de las provincias con menor riesgo sacarían ventaja al comenzar antes con los entrenamientos grupales?

«Entiendo y por eso digo que debe ser muy complejo tomar esa decisión. Pero yo lo veo más desde el lado de la salud mental, más que por ventaja deportiva. Porque si se volvía a entrenar, no íbamos a poder interactuar con nuestros compañeros. Íbamos a ir al club a correr, a tocar una pelota, trasladarla nada más. No era una gran ventaja la vuelta al entrenamiento, al contrario hubiese sido un beneficio para los clubes que necesitan que la actividad se mueva y para el deportista que necesita de la actividad para su cabeza, para su salud. Se podría haber armado un protocolo y liberado el entrenamiento. A nivel deportivo ventaja no se va a sacar.»

¿Creés que se exageró con el tema del entrenamiento de Riestra?

«Hay una ley, un marco de pandemia que todos tenemos que obedecer, se baja desde el Gobierno con los distintos cuidados. Desde ese punto de vista, me parece que está mal. Ahora, puede que se haya exagerado por distintos intereses. Aunque no había contagiados, me parece que dentro del marco legal, los jugadores y del club debería haber respetado las disposiciones gubernamentales.»

– ¿Cómo fue la experiencia de haber jugado en Vietnam?

«Fue una experiencia increíble. Yo era bastante chico y no había jugado a nivel profesional, salía de la Liga Pampeana y se me dio esa posibilidad y no lo dudé. A nivel de experiencia fue increíble. Me encontré con algo distinto a lo que estaba acostumbrado, salvo adentro de la cancha donde éramos 11 contra 11, lo demás es prácticamente otro mundo. Hay estar abierto a otra cultura y adaptarse.»

– ¿Qué es lo que más te sorprendió en tu estadía?

«Hay costumbres en cuanto a la alimentación y a la forma de ser del vietnamita que llaman la atención. Aunque cuando yo fui estaba todo globalizado y en el supermercado encontraba todo lo que quería. Hay costumbres de los vietnamitas que  llaman la atención, como la comida, la forma de vida, su vestimenta. Hay mucha diferencia.»

– ¿Cómo te llevabas con el ritmo de vida? Porque tienen un modo de vivir rápido, hay mucho movimiento, muchos autos. La temperatura es bastante elevada.

«Bien, salvo en el norte que por ahí las temperaturas es más diferenciada. Donde estaba yo, que es en el centro del país, con una temperatura más tropical. Era todo nuevo, me acostumbré a épocas del año donde llovía con el sol en la cabeza. Había que acostumbrarse. Nosotros nos manejábamos en moto, había que salir siempre con el piloto, porque de la nada caía una tormenta y para no mojarnos andábamos preparados. Fue bastante complicado al principio pero si vas abierto de mente se simplifica todo.»

– ¿Cómo llegaste ahí, quién te hizo la propuesta para ir a Vietnam?

«En el 2008 compartí plantel con Mauricio Gigantti quien era técnico de Ferro, jugamos juntos en intendente Alvear, en mi pueblo. Él había jugado allá en ese momento y hacía de intermediario con un representante y le recomendaba jugadores y bueno me recomendó a mí y salió la posibilidad de ir.»

– Nombrabás a Mauricio, ¿Cómo tomaste que se haya ido a Estudiantes? y ¿cuánto crees que va a cambiar esto la situación de los futbolistas? 

«Creo que va a haber cambios por todas las decisiones van a tener que tomar los clubes más allá de lo deportivo. Van a haber decisiones relativas a jugar con planteles de juveniles y o si van a contratar, eso no se sabe. En cuanto a lo de Mauricio, su salida fue sorprendente pero en el sentido del contexto en que se da, en pandemia. Se entiende que un club lo venga a buscar porque es un técnico  que está por encima de la media del Federal, seguro.»

– ¿Entendés la decisión de haberse ido a Estudiantes, teniendo en cuenta que ustedes estaban clasificando al hexagonal.

«Habrá que ver cómo fue la parte interna de él con la dirigencia y los arreglos, pero sí se entiende porque él terminó su vínculo. Y ante toda esta situación de incertidumbre es muy entendible y es una oportunidad muy buena teniendo en cuenta el contexto en el que estamos. Es un equipo que está tercero el Nacional B me parece que no era para desaprovechar.»

– ¿Cómo tomás que la plata que proviene del Gobierno a los clubes («Clubes en Obra») sea usada para mejorar las instalaciones y que con los jugadores estén atrasados en sus salarios? 

«Es raro. A veces hay que entender un poco que esto es política, el apoyo del gobierno me parece excelente. Los clubes deberán administrar de manera que funcione. Uno siempre quiere lo mejor para los clubes pampeanos, porque me identifico mucho con la provincia. Ojalá a todos los clubes tuvieran este apoyo siempre, y ojalá también estén bien administrados como para cumplir con todas las responsabilidades.»

– ¿Creés que el protocolo está planteado también para jugadores de ascenso? Porque se habla de que cada uno viaje solo, los testeos van a ser muy caros y los clubes no van a poder pagarlos.

«Creo que está pensado más para las ligas de más arriba, Nacional B o Primera pueden cumplir tranquilamente con los protocolos. En el caso de Ferro de Pico que es una ciudad chica, en el traslado de los jugadores no habría problemas. Pero en una ciudad enorme donde el traslado hacia el entrenamiento se hace en un auto entre cuatro como para abaratar costos, se va a complicar. Porque obviamente es otro presupuesto, no sé cuántos clubes del federal o del regional podrán costearlos, ni los de Metro.»

– Desde afuera se veía a un Ferro unido, un equipo fuerte y que iba a ser protagonista en el hexagonal para lograr el ascenso ¿Cómo se sentían ustedes desde adentro? 

«Nosotros nos sentíamos bien y creo que esa unión y ese compromiso se reflejaba en cada entrenamiento y los días de partido. Creíamos que estábamos para dar pelea porque veníamos creciendo, habíamos arrancado el año de menor a mayor así que recuperando jugadores importantes que habían arrancado con lesiones o con niveles bajos. Lamentablemente pasó esto y ahora muchos chicos se desvinculan, veremos cómo se avanza. Una lástima porque creo que teníamos todo como para pelear incluso podríamos haber sido la sorpresa y pelear directo por el ascenso.»

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *