A UN AÑO DEL ASCENSO

PRIMER ANIVERSARIO DE LA GLORIA

Foto: Pilar a Diario

Por: Franco Ramírez (@Fran_ramirez23)

El 20 de junio de 2019, Real Pilar igualaba 0 a 0 frente a Liniers en condición de visitante, por lo que ascendía a la Primera C tras la victoria conseguida por 2 a 0 en la ida de la final del Reducido con goles de Crego y Chimeli.

El club que con tan sólo dos años de vida había hecho historia tras haber eliminado a Vélez por Copa Argentina, iba por más. Aquel torneo de Primera D era el que los mantenía despiertos día y noche tanto a Tomás Arrotea como a sus dirigidos.

Tras haber finalizado tercero en la tabla de posiciones, Real Pilar debía enfrentarse a grandes equipos de la categoría como lo son Atlas, Argentino de Rosario y finalmente Liniers. Al primero de ellos, el Monarca lo superó goleando 4 a 1; luego en una difícil definición desde el punto penal frente al Salaíto (3-1), donde Tomás Sultani se convirtió en héroe, sacaron pasaje a la final del reducido y el sueño se veía más cerca de cumplirse.

Ida de la llave frente a Liniers, en condición de local, un partido en el que el Monarca impuso su juego como a lo largo de la temporada pero que, no podía concretar. Primero llegó el momento de una exquisitez de Diego Crego por encima del arquero y luego, la desatención en el fondo de la visita que le permitió al goleador Wilson Chimeli poner el 2-0 final en el marcador con un derechazo rasante.

Todo culminaba en un sábado 16 de junio pasado por agua, motivo por el que el desenlace del reducido se jugó en una fecha patria como lo es el 20 del mismo mes. Real Pilar llegaba con esa ventaja de dos goles que pudo mantener durante el desarrollo del juego y fue lo que le permitió lograr el tan ansiado ascenso y dejar una huella más en la historia del fútbol argentino coronando un año a lo grande.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *