GIECO: “ Ojalá todos aprendamos algo de esto”

Foto: Gentileza Fernando Gieco


Con motivo de la cuarentena por el coronavirus, hablamos con el coaching deportivo Fernando Gieco. Nos comentó sobre su trabajo y las maneras de enfrentar la pandemia y el aislamiento. 

Además de lo que la pandemia ha generado en los clubes por medio de una cuarentena que limita al mínimo las actividades, y por consiguiente genera una situación que desde lo económico hoy son mas dudas que certezas, también se plantea como esto repercute tanto en lo anímico como en la psicológico a todas las personas. La incertidumbre de como será el día después de la pandemia puede ser un factor que ya hoy genera ciertos sentimientos que afectan de alguna manera.

Por eso es que Fernando Gieco, Coaching especializado en estos aspectos habló con Argentina en Ascenso, tratando de explicar y a la vez dando consejos de cómo transitar de la mejor manera esta cuarentena y, lógicamente, dando su punto de vista desde el ámbito del deporte donde también influye.

¿En que te especializas? ¿Cual es tu profesión?

Me dedico a muchas cosas, pero especializarme es una palabra que se la dejaría más para un doctor. Me gusta más pensar que mi trabajo es ayudar a las personas en su proceso de crecimiento y que vuelvan a creer en los sueños, y no es que sea un boludo soñador o iluso (risas). Me gusta mostrarles que se pueden lograr muchas cosas, que soñamos cambiando la perspectiva y el enfoque de la vida. Desgracias y cosas malas pasan siempre, pero hay que salir del papel de víctima y seguir adelante. A mí me tomaría una entrevista entera contarte por las cosas que me ha tocado pasar, pero que me han hecho crecer. Esas circunstancias ayudan a aprender, a aceptar y a ser feliz a pesar de lo que nos toque, uno va aprendiendo a ser resiliente. Mi profesión por ponerle un título sería coach, para algunos deportivo o motivacional, para otros de vida y para otros sólo somos unos vende humo (risas). La verdad que no hago sólo coaching, sino que aplicó muchas herramientas que he estudiado y estudio, y que no sólo he aplicado en deporte sino en empresas, que es del mundo de dónde vengo. Herramientas como PNL (Programación Neurolinguistica), negociación, recursos humanos, Mindfulness, psicoterapia cognitiva conductual, Storytelling, MKT y algunas más. No me gusta ponerle un título, un marco para colgar, me aburren las personas que sólo creen que con un título, son los dueños de la razón. La vida es acción, experiencia y mucho, mucho de relaciones humanas y sobre todo el respeto al otro, no sólo conocimiento coloquial.

 ¿Cuál es el objetivo principal del coaching, sobre todo en estos tiempos?

Según mi perspectiva, el objetivo del coaching es acompañar a la persona o al equipo en ese proceso de crecimiento que te dije. Si vos sos solo un profesional que viene, analiza, ejecuta acciones, recetas y se va, para mí no sumas, no aportás, ni aprendés. Yo tengo otro estilo, que demanda mucho tiempo personal. Este tipo de trabajo es de ida y vuelta, tiene mucho de trabajo, en cancha, en vestuario, en mi casa vía teléfono, de escuchar al otro, tengo horas de cel o mensajes de WhatsApp con jugadores que están pasando por algo difícil o hermoso. Muchas veces mi laburo es ser yo, Fernando, y es solo estar presente, escuchar, y sumar pequeñas cosas, pocas palabras que los ayuden a pensar y hacerse preguntas internas. Es un laburo invisible, chiquito, pero que puede aportar grandes cosas. En estos tiempos, por ahí nos hemos agrupado varios coach, en conferencias internas para ver cómo aportábamos, cómo ayudábamos con nuestro laburo y yo aporto desde lo que puedo aportar, desde mi página con escritos o con charlas para mantener la autoestima, las ganas de seguir, poner el foco en otros lugares, etcétera. En cada espacio que me dan trato de poner mi energía positiva ante la vida, mi impronta. Para que te des una idea mi slogan personal es “Pasión por la Vida”.

 ¿Cómo se maneja esta situación en el ambito del deporte? Aquellos que en cierto modo tratan de vivir de sus disciplinas y que hoy se ven casi obligados a buscar otras alternativas.

La situación actual nos toca de alguna manera a todos, en todos los ámbitos. El ver que esto le pasa a todos, no solo a nosotros en particular, en definitiva nos ayuda, ya que también les pasa a famosos, ricos, pobres, futbolistas, actores, políticos, de nuestro país y del mundo, en mayor o menor medida les toca también. Y esto nos saca un poco la mochila, la tensión de por qué me pasa esto a mí, me saca la tensión del centro de la escena, de ser la victima principal de la historia y por lo tanto, lo asumimos un poco mejor.
Obvio que en el deporte es complicado. Primero, mantenerse en buen estado a nivel físico es difícil por los espacios, porque no todos tienen material para hacer ejercicios específico de su deporte. Yo corro y hoy por más plancha, escalerita, salto, y sentadilla que haga no estoy corriendo los 8, 10 o 21 km que corría en la semana. Y esto te afecta, más aún si sos profesional. Por otro lado, la cabeza vuela a mil: que se suspenden los torneos, que cobras la mitad o no cobrás, que se te termina el contrato si hay contrato… Tenemos que darnos cuenta que la vida tal y como la vivíamos no va a volver al 100% como vivíamos después de esta pandemia. Y eso es aceptar que nuestro presente no va a ser lo que fue y más adelante habrá que hacer un duelo por lo que perdimos.

Así es el trabajo con los jugadores (foto: gentileza Fernando Gieco).

Otra cosa es la incertidumbre de no saber qué va a pasar en nuestro futuro, y eso te genera ansiedad y no te deja ver que hacer con claridad.
Algo que me ha enseñado mucho para dejar de vivir en el futuro es el mindfullness, que es aprender a vivir el estado presente, estando presente en cuerpo, pensamientos y espíritu, en cada momento.
Al hacer actividades de manera conciente conectado con tu cuerpo, sin dejarte llevar por los pensamientos, te baja la ansiedad, la angustia y disfrutas más de lo que haces, ya sean ejercicios, estudios, huerta, jugar en familia, etcétera. Y cuando te conectás con vos, con tu interior, con las cosas que te gusta hacer, la mente esta más clara para tomar decisiones tranquilas y más acertadas sobre que hacer con su futuro y sus carreras.

En tu experiencia en el deporte, ¿qué secuelas crees que esto puede generar a largo plazo?

La palabra secuela no la utilizaría, la dejaría para una enfermedad que no pudimos evitar y que nos limita. Para mí, las palabras no son inocentes y crean realidades. Creo que toda esta situación nos va a dejar un gran aprendizaje como deportistas, como hijos, como padres, como hermanos, como educadores, nos va a hacer crecer como seres humanos. Y como siempre nos enseñó la vida y la naturaleza, los únicos que sobreviven son los que se adaptan rápidamente a los cambios y a los tiempos. Ojalá todos aprendamos algo de esto, que nos haga crecer. Sobre todo los que tienen injerencia en las decisiones, los políticos, los dirigentes, las instituciones, aunque esta vez el cambio tiene que ser bien profundo, desde cada uno.

¿Qué actividades recomendas que hoy se puede hacer para sobrellevar esta situación?

Hay que aprovechar este tiempo para hacer algunas cosas postergadas. Por ahí está bueno hacer cursos, estudiar, pero sin sobrecargarse de actividades que después no terminamos de hacer y nos genera culpa, estar tranquilos, hacer actividades que nos gusten, alguna que nos relaje.
Es un tiempo ideal para aprender a conocernos profundamente, nuestras emociones, nuestras debilidades y fortalezas, aprender a poder expresarnos, contar qué nos pasa, a dejar de evadirnos con tantas actividades y escucharnos interiormente, aprender a fluir. Y para eso podes utilizar, respiración, meditación, relajación, yoga, si sos creyente rezar, algo que te conecte con tu interior. Y por último, no perder de vista los sueños, son los que mantienen la esperanza, las ganas, matienen viva la pasión. El resto, lo que hacemos todos los mortales: las cosas de la casa, lavar platos, ordenar, limpiar, hacer ejercicios, aplausos, chistes, risas, Play y Netflix (risas).

¿Algún mensaje que quieras dejar a la gente? ¿Algún consejo?

Consejos no doy, cada uno tiene sus formas, pero pienso que deberíamos tomar esto como una situación más, que tarde o temprano va a pasar, va a terminar. En épocas difíciles, de situaciones complicadas de nuestra vida, con mi señora teníamos un dicho que nos decíamos mutuamente: “ Ya va a ser verano”. Y te garantizo que el verano llegaba (risas).
Me gusta escribir y dejar frases mías, pero hay una frase de un Tal Mario Benedetti que me encanta para esta situación: “No te rindas, que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo”. Yo solo le agregaría: “Sé feliz, porque la gente feliz, logra milagros”.

___________________________________________________________________________________________________________

Por Federico Loose

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *