REVÁLIDA EN CERO

INDEPENDIENTE (NEUQUÉN) 0-0 CIPOLLETTI

Foto: Gentileza Pablo Godoy.

Por: Emanuel Antonio Bongiovani (@E_bongiovani).

En el primer partido de la Reválida, ninguno de los dos conjuntos sacó provecho de las falencias del rival. Independiente jugó un mejor futbol que su rival pero no pudo demostrarlo, mientras que Cipolletti no supo sacarle provecho al hombre de más que tuvo después de la expulsión de López Quinteros.

En el debut de Luis “Pity” Murua se pudieron ver los conceptos que quiere incorporar el entrenador para este rojo neuquino. Lo primero y principal fue la tenencia del balón, para lo cual dispuso dentro de su once inicial al experimentado Orlando Porra, quien en junto a Manuel Berra fueron los encargados de controlar la mitad de cancha en la primera mitad. En estos 45 minutos se vio a un Independiente que tuvo la pelota, generó situaciones y principalmente forzó al error a un Cipolletti que parecía no encontrarle la vuelta al partido. El arquero de la visita fue determinante para desactivar todas las situaciones de peligro que generaba Independiente, le contuvo un remate de larga distancia a Manuel Berra y dos cabezazos a Klusener y a Cesar Medina respectivamente.

Con el correr de los minutos, Cipolletti intentó hacer pie en el partido y tomó, durante un rato, el control de la pelota con Pablo Vergara como abanderado. La más clara del conjunto albinegro fue a los 28, donde un pase en profundidad generado por Vergara hacia Enzo Romero exigió al arquero neuquino Emanuel Pontet a mandar la pelota al corner. Y el momento más crítico del equipo albinegro llegaría en el cierre del primer tiempo: después de un duro cruce con López Quinteros, el jugador Jonathan Morales se vio obligado a tener que dejar el campo de juego, siendo sustituido por Ezequiel Avila. Además, a los 44 llegaría la más clara para Independiente tras un potente cabezazo de Berra que exigiría otra vez al uno albinegro, quien dejaría un rebote que no logró ser aprovechado por Sebastián Jeldres por muy pocos centímetros.

Ya en el segundo tiempo, Cipolletti se encontraría con otra baja ya que su capitán Martin Zbrun no pudo regresar a la cancha producto de un golpe en su pie derecho. Por este motivo, quien ingresó a cubrir su posición fue Nicolás Hours, un volante central por naturaleza, debido a que no quedaban más defensores en el banco.

El rojo no siguió con la intensidad que mostró en el inicio producto del gran desgaste realizado, pero de igual manera siguió teniendo en control del balón y generando situaciones a raíz de la pelota parada y la pegada de “Lalo” Porra, ya convirtiéndose en su figura. Cipolletti comenzó a mostrar un poco de lo que lució en los últimos partidos de la rueda pasada y en una gran jugada colectiva, a los 4, la pelota se estrelló al palo derecho después de un fuerte disparo de Enzo Romero quien se había quitado la marca de Cesar Medina.

Después de esta jugada el partido entró en un ida y vuelta constante en donde ni Manuel Berra ni Gabriel Chironi pudieron adueñarse de la mitad de la cancha, provocando que esta solo se utilizara como un espacio de transición de defensa a ataque sin impedimento alguno. Ya en los 20 minutos del segundo tiempo, Carlos López Quinteros después de una dura infracción a German Weiner  vio su segunda tarjeta amarilla y dejó a Independiente con 10 hombres. Lo cual provocó que Gustavo Coronel apostara a introducir a Maximiliano Herrera para reforzar su ataque y modificar su esquema táctico; de 4-4-2  pasó a 4-3-3, en busca de abrir el marcador. Independiente, por su parte, se vio obligado a modificar su saga de 3 defensores, teniendo que retroceder a Sebastián Jeldres a la posición de lateral derecho para así cerrar su última línea.

A pesar de que en el final Cipolletti pudo ganarlo tras dos remates de Maxi Herrera que fueron bien cubiertos por Pontet, no se sintió el hombre menos en el conjunto rojo quien también generó chances de gran peligro que le podrían haber dado la victoria de no haber sido por el uno albinegro.

Fue un 0-0 que en la previa le cae mejor a Cipolletti debido a la gran cantidad de oportunidades que generó Independiente durante todo el partido. A partir de ahora queda mucho para mejorar en estos dos equipos que demostraron estar un poco rígidos después de sus respectivas pretemporadas. Cipolletti ahora apunta sus cañones para la “revancha” que tiene el próximo sábado contra otra clásico rival como lo es el Deportivo Roca, quien viene de despacharlo por Copa Argentina. Mientras que Independiente también deberá visitar al rival que lo eliminó de la misma Copa, el Deportivo Madryn en el Abel Sastre.


SÍNTESIS DEL PARTIDO

Independiente (Neuquén): 1- Emmanuel Ponttet, 2- Cesar Medina, 3- Leandro Domini, 4- Carlos López Quinteros, 5- Manuel Berra, 6- Ciro Clemente, 7- Sebastián Jeldres, 8- Hernan Azaguate, 9- Álvaro Klusener, 10-Orlando Porra, 11- Facundo Graziano.

Suplentes: 12- Ceferino Arregui, 13- Jonathan Valenzuela, 14- Javier Solis, 15- Braian Toro, 16- Hugo Hernández, 17- Enzo Petretto, 18- Braian Canale.

DT: Luis Murua.

Cipolletti: 1- Franco Crespo, 2- Elvis Hernández, 3- Jonathan Morales, 4- Matías Carrera, 5- Eduardo Scasserra, 6- Martin Zbrun, 7- Germán Weiner, 8- Gabriel Chironi, 9- Enzo Romero, 10- Pablo Vergara, 11- Ulises Romero.

Suplentes: 12- Juan Pablo Noce, 13- Ezequiel Ávila, 14- Juan Manuel Strak, 15- Nicolas Hours, 16- Diego Aguirre, 17-Diego Romero, 18- Maximiliano Herrera.

DT: Gustavo Coronel.

Cambios

Cipolletti: 25’PT Ezequiel Ávila por Jonathan Morales, 45’ST Nicolás Hours por Martín Zbrun, 25’ST Maximiliano Herrera por Ulises Romero.

Independiente (Neuquén): 16’ST Hugo Hernández por Orlando Porra, 18’ST Brian Toro por Hernán Azaguate.

Goles: No hubo.

Amonestados: Eduardo Scasserra (C), Carlos López Quinteros (I), Pablo Vergara (C), Elvis Hernández (I)

Expulsados: 20’ST Carlos López Quinteros (I).

Estadio: La Chacra.

Árbitro: Franco Morón.


Cronista: Emanuel Antonio Bongiovani (@E_bongiovani).

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *