Sciacqua: “Fue una caída inesperada”

LA PALABRA DE MARIO SCIACQUA

Por: Cristian Arce.

Luego de la dura derrota de Quilmes por 2-0 ante Flandria, el entrenador Mario Sciacqua dialogó con la prensa y explicó los motivos de este momento del “Cervecero”.

¿Qué sensaciones te dejó el partido?

Es un golpe duro. Los jugadores lo sintieron ahora en el vestuario, hay que aferrarse a levantarlo desde lo psicológico fundamentalmente.

Mas allá de lo psicológico, desde lo futbolístico ¿que le faltó al equipo?

El equipo cuando intenta jugar genera, pero el primer gol nos sacó gran parte del partido. Los partidos nunca están asegurados de ganar, perder o empatar, pero nunca hay que perder la idea, podés finalizar mal la jugada pero no traicionar la idea. Estábamos ansiosos, íbamos por derecha y queríamos entrar sí o sí y por ahí había que hacer una pausa. Ahí nos equivocamos, pero lo psicológico supero a lo futbolístico, había jugadores que estaban en buen nivel. El golpe de los goles iniciado el partido y el segundo tiempo sacude a un equipo que viene de tropiezos, de levantarse y caerse. Esta fue una caída inesperada, lamento por la gente, porque vinieron con la ilusión como nosotros y los jugadores de que sea el quiebre para Quilmes, pero nos vamos con las manos vacías, con una mala sensación. Ahora hay que hablar con los jugadores y reponerse lo antes posible porque el fútbol no es para depresivos, sí para que lo suframos y sintamos el golpe, pero no para deprimirse.

¿Comienza a ser la prioridad escaparle al descenso antes que pensar en el reducido?

Ganar en la zona roja te da entereza futbolística, entereza mental que sirve para salir de esa zona. Me voy con una sensación muy mala, el otro día empatamos y me fui mal, imagínate hoy con un rival que venía golpeado, se sobrepuso y nos pego un piñón. Tenemos jugadores de experiencia y obviamente hay jóvenes, estamos todos arriba de un barco y es un desafío que hay que sacarlo adelante. Lo del segundo gol fue increíble, estábamos todos mirando a ver donde iba a ir la pelota para salir a buscar y jamás nos imaginábamos esa situación, nunca me sucedió como entrenador. Son futbolistas profesionales que tienen que tener la fortaleza de comprometerse en sacar esto adelante todos juntos.

¿De qué manera encaras la cuestión psicológica?

La cuestión psicológica la manejo como lo hice desde el día uno. Agarramos un equipo que estaba mal, lo recuperamos de alguna manera, nos ilusionamos contra Agropecuario. Lo psicológico tiene que ir por el lado de ‘si se pudo la semana pasada, este partido tiene que ser un punto de inflexión’, pero no es que se terminó el ciclo de Quilmes, ni mucho menos, al contrario. Lo psicológico se va dando en el día a día cuando entrenamos.

¿Te preocupa que haya un retroceso en la idea?

Sí, pero no puedo dejar de tener en cuenta que nos superó más la cabeza que las piernas en los dos goles inesperados. El primer gol lo puedo analizar como una situación de juego, el equipo se recuperó y en el segundo tiempo teníamos 50 minutos. El segundo gol fue inesperado, jugando de local con todo lo que significa lo que es Quilmes. El posicionamiento del equipo siempre fue con una idea posicional, pero no estábamos intensos, hay que acomodar la cabeza para que las piernas funcionen mejor.

Hablaste de intensidad, pero hoy la intensidad la tuvo el rival.

Flandria fue muy intenso. Cuando conectaban y se asociaban Ramírez y Caneo rompíamos esa línea de presión pero el rival replegaba rápido y tenían la consigna del pelotazo largo para los dos delanteros que corrían para todos lados. Después se hace cuesta arriba con nueve jugadores replegados, la presión de la localía y el ir perdiendo.

Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *