BUSCANDO UNA IDENTIDAD

Por: Álvaro Pérez

En la pretemporada más atípica que le tocó vivir desde su ascenso a la B Nacional, debido a la interminable crisis del fútbol argentino, Boca Unidos realizó una extensa preparación de cara a lo que será una temporada en la que buscará pelear el ascenso a Primera División bajo el mando de Federico Domínguez.

El equipo correntino inició la pretemporada el 4 de enero con la buena noticia del regreso de Gonzalo Ríos, proveniente de Temperley. El chaqueño decidió quedarse en el plantel y desechó varias propuestas. Sin embargo, el aurirojo sufrió las bajas de Michael Hoyos y Franco Cángele; el primero se sumó a las filas del Deportivo Cuenca y el talentoso volante zurdo emigró al Deportivo Cali, aunque días después, en una extraña situación, el equipo colombiano decidió no contratarlo por no superar las pruebas físicas.
En el transcurso de los entrenamientos, Domínguez fue delineando el plantel y realizó una fuerte depuración. Declaró prescindibles a los colombianos Juan Bravo y Tony Gutiérrez, junto a Francis Mac Allister, Pablo Vergara, Gabriel Méndez, Diego Galeano y Emiliano Terzaghi más la no renovación del contrato de Pablo Cravero.
Luego de dos semanas intensas en lo físico, donde jugó dos partidos ante Sarmiento (1-1) y Chaco For Ever (2-2), el aurirojo partió rumbo a Buenos Aires y disputó una serie de amistosos. El Primero fue empate 2 a 2 con Tristán Suárez; dos días después se midió con Vélez Sarsfield y también fue igualdad, aunque esta vez en uno. La Primera victoria de esta mini gira se dio ante All Boys, a quién derrotó 3 a 1. Por último sufrió una dura derrota frente a Banfield por 4 a 1.
Tras su paso por Buenos Aires, Boca Unidos sumó al plantel a Miguel Villoldo, lateral izquierdo uruguayo proveniente de Plaza Colonia. Más adelante, incorporó a Osmar “el malevo” Ferreyra, un conocido del DT y de último paso por el fútbol de Grecia. De esta manera, se terminó de conformar el grupo.
Debido a la demora del inicio del torneo, se realizó un cuadrangular en Corrientes en el que participaron, además del local, Atlético Rafaela, Patronato y Crucero del Norte. Los dirigidos por Domínguez, perdieron categóricamente en su debut por 4 a 0 ante los rafaelinos. Ya por el tercer puesto, vencieron a Patronato de Paraná mostrando una cara totalmente distinta a la deslucida primera presentación. En la final de dicho certamen, Rafaela venció a Crucero y se quedó con el título.
Continuando con los encuentros preparatorios, el conjunto correntino viajó a Córdoba para enfrentarse a Talleres. Allí se volvieron a evidenciar los errores defensivos del equipo y la T supo aprovecharlo para golear 4 a 0.
Tras varias pruebas, donde predominó el 4-3-1-2 y el 4-3-3, Boca Unidos demostró ser un equipo agresivo con variantes en ataque pero la contracara fue la defensa, ya que siempre se lo vio endeble y en casi todos los encuentros recibió goles.

Por: Álvaro Pérez

Foto: Gentileza de Despues del Juego

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *