NO HAY MAL QUE DURE MIL AÑOS

CENTRAL BALLESTER: 1 Vs YUPANQUI: 0

ballester (5)

Por: Claudio González

En el inicio de una nueva temporada, Central Ballester derrotó a Yupanqui, con un gol de Damián Achucarro, y cortó una racha adversa de nueve años sin ganar en la primera fecha. El estadio de J.J. Urquiza fue el escenario donde el «canalla» le demostró a su público que este año no existe otra opción que no sea ser animador del certamen de la «D».

El pitazo de Tomás Diulio fue como un oasis en el desierto. Todo el pueblo «auriazul» con la necesidad de ver a su equipo, ese que promete dar pelea hasta el último suspiro. Ese que en la previa se armó de una manera más que interesante. Claro está, que a veces cuesta trasladar las ideas, y las ganas, en un campo de juego. Pero algo quedó claro, y es que Central Ballester quiere ser protagonista, quiere pelear arriba. Y esto se vio en Loma Hermosa, con Yupanqui como espectador de lujo. Un combinado que a diferencia del «canalla», tuvo muchos inconvenientes durante la pretemporada y «encontró» un entrenador hace cuarenta y cinco días. El gol de Damián Achucarro, a los 29 minutos del segundo tiempo, fue el desahogo para desprenderse del «empezar con el pie derecho» y terminar con una racha de casi diez años sin ganar en un debut. Hay que retroceder hasta el 11 de Agosto del 2007 para encontrar un triunfo de Ballester en un estreno, la víctima de aquella tarde fue la UAI Urquiza.
Dejando de lado lo estadistico, el local supo desde el primer minuto cual era su intención: salir a comerse al rival. El mediocampo, con la dupla Marengo – Pérez como dueños, se encargaban de comenzar cada ataque, para que después Leandro Argüello o Damián Achucarro por la banda derecha sean quienes lastimen a la defensa «trapera». A los 5 minutos, tras una buena jugada colectiva, Hernán Orrego no pudo desviar un centro de «Achu». Con el paso de los minutos, el partido pasó de ser atractivo a los ojos, para transformarse en un encuentro muy trabado. No obstante, siempre aparecía alguna sociedad entre el «triangulo de potrero» (Marengo – Pérez – Argüello) para levantar a los espectadores. El primer tiempo terminó 0 a 0 y con el sabor de boca que algo más podía pasar.
Al igual que en la primera parte, Orrego tuvo en sus pies la apertura del marcador pero otra vez falló en la definición. Pero a los 16 minutos hubo un quiebre: Hernán Medina. «Beto» Romano rompió el molde y mandó a la cancha al ex Midland para que lastime por el costado izquierdo. Y «El Pelado» no defraudó. Desde que ingresó, el volante inquietó a sus rivales y fue él quien asistió de forma impecable a Damián Achucarro para que esté ponga, con un poco de fortuna, el 1 a 0. La ventaja otorgó mayor tranquilidad para transitar los minutos siguientes, incluso hasta con situaciones de goles derrapadas. También es cierto que se sufrió, pero Juan Pablo Ghiglione se transformó en una frontón y evitó cualquier opción de empatar el duelo por parte de «Yupa».
La victoria significa mucho más que tres puntos, es el principio de una temporada larga y con sueños de colarse en las primeras planas. La tarde en «JJ» fue una muestra de carácter de parte de todo un plantel, porque encontrar una figura es dificil. Medina entró e hizo un clic. Sin embargo, todo el equipo tuvo un nivel más que regular. La defensa se mostró muy sólida y salvó algunos lapsos en los primeros 45, casi no sufrió. El mediocampo fue una zona de juego colectivo más que interesante y exhibió momentos de química alucinantes. En cuanto a la parte ofensiva, Orrego y Enzo Vetencol lucharon y «se mataron» en pos del funcionamiento. Ambos tuvieron una entrega impresionante.
Argentino de Rosario es el próximo escollo, uno de los candidatos y en su propia casa, pero gente, estos muchachos están preparados para convertirse en heroé.

Central Ballester: 1. Juan Pablo Ghiglione (6); 2. Pablo Lucero (6); 3. Fernando Gelenchir (5); 4. Damián Achucarro (7); 5. Nicolás Pérez (6); 7. Emanuel Marengo (7); 8. Enzo Vetencol (7); 9. Hernán Orrego (6); 10 Leandro Argüello (7); 11. Facundo Uñate (4). Suplentes: 12. Jonathan López Vera; 13. Diego Carabajal; 14. Marcelo Reh; 15. David Yepez; 16. Hernán Medina (8); 17. Juan Ignacio Ghiglione (6); 18. Juan Carlos Albarello.

DT: Roberto Romano

Yupanqui: 1. Dario Alemán (5); 2. Walter Aguayo (5); 3. Mariano Guerrero (5); 4. Leandro Badalovich (6); 5. Francisco Fischetti (4); 6. Julio Cesar Fleytas (5); 7. Rodrigo Alongi (5); 8. Daniel Casais (6); 9. Gabriel Roldan (4); 10. Emir Roldán (4); 11. Lucas Veragua (4). Suplentes: 12. Sebastián Lobo; 13. Axel Papalardo; 14. Gianfranco Acosta (4); 15. Carlos Bracho; 16. Martín Arana; 17. Rodrigo Alonso; 18. Cristian Sandoval.

DT: Carlos Di Canzio

Cambios: En Central Ballester: 17 ST Hernán Medina por Nicolás Pérez; 24 ST Juan Ignacio Ghiglione por Hernán Orrego; 40 ST Cristian Sandoval por Gabriel Roldán. En Atlético Lugano: 17 ST Gianfranco Acosta por Lucas Veragua; 38 ST Martín Arana por Francisco Fischetti; 40 ST Cristian Sandoval por Gabriel Roldán.

Gol: 29′ ST Damián Achucarro (CB)

Amonestados: 32 PT Gabriel Roldán (Y); 39 PT Pablo Lucero (CB); 25 ST Leandro Argüello (CB); 43 ST Walter Aguayo (Y); 51 ST Hernán Medina (CB)

Estadio: Ramón Roque Martín (JJ Urquiza, Local Central Ballester) (Buena)

Arbitro: Tomás Diulio

Por: Claudio González

@clgonzalez07

Foto: Prensa Central Ballester

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *