A PEDIR DE CARUSO

VILLA DALMINE: 0 Vs TRISTAN SUAREZ: 1
Postal del partido

Tristán Suarez se llevó el resultado que fue a buscar a Campana en la primera final por el reducido de la B, le ganó a Villa Dálmine 1 a 0 con gol de Facundo Diz y metió un pié en la B Nacional.

En una hermosa tarde de fútbol, acompañada por un gran marco de gente y el colorido apropiado para un partido de estas características, se enfrentaron en Campana Villa Dalmine y Tristán Suarez. Dos de los animadores de la zona A del torneo que finalmente terminaron definiendo el tercer ascenso.
El partido comenzó con un conjunto de Ezeiza que salió a buscar el arco de Kletnicki, aunque fue Dalmine quien tuvo las primeras aproximaciones al área visitante, algunas de ellas cortadas con juego brusco por el medio y la defensa. El juego se tornó trabado en el medio, se disputó mucho la pelota y más de una vez se puso la pierna fuerte como síntoma de lo que se estaba jugando.
El local pudo haber llegado al gol con un cabezazo de Celaya que se fue besando el palo izquierdo de Capogrosso, luego la tuvo Rossi con un tiro de media distancia que el arquero contuvo en dos tiempos, cuando Pereyra estaba cerca para capitalizar el rebote.
El partido transcurría sin demasiados sobresaltos, el juego seguía muy trabado en el medio y Suarez apelaba a cortar las jugadas que podían generarle peligro. Sobre los 28 una falta de Falcón sobre la izquierda le dio la posibilidad a la visita de ejecutar su arma letal, la pelota parada. Así fue que tras un muy buen centro de Friedrich llegó el gol de Diz que puso cifras definitivas al partido. El delantero entró solo por el medio del área y metió un certero cabezazo que dejó sin chances a Kletnicki.
A partir de ese momento cambió el partido, Tristán Suarez paró sus líneas bien cerca de Capogrosso apostando al pelotazo para que la aguante Diz y genere juego con Friedrich y Orieta. Dalmine favoreció el juego de la visita ya que fue muy impreciso, hubo jugadores que parecían que no estaban a la altura de una final, tal vez sintieron el cansancio de haber jugado un tiempo entero bajo la lluvia.
Así se fue el primer tiempo que dejó un partido áspero y parejo, pero con la sensación de que uno había ido a una guerra y el otro estaba jugando un partido más.
En la segunda mitad, el violeta salió decidido a buscarlo, con más ganas que fútbol, con más empuje que ideas. Caruso le dio aire fresco a la delantera con el ingreso de Quintana, quien lo tuvo ni bien ingresó, pero falló en la puntería y le dio una vida más al violeta. La pelota era monopolio del local que intentaba por todos lados, pero carecía de profundidad. El ingresado Cerica de media distancia y Stefaneli que entró al área con un remate alto, fueron los que intentaron sorprender al uno visitante. Bottino pudo haber ampliado la diferencia sobre los 25 pero Kletnicki se lo impidió con una buena respuesta. Sobre los 30 Gutiérrez sancionó una falta inexistente sobre Diz que ejecutó Friedrich y la pelota pasó rozando el palo, el juez dio tiro de esquina y luego permitió la demora desmedida de los jugadores visitantes.
Dalmine lo pudo empatar con una llegada de Falcón bien achicada por el arquero, Tristán lo pudo liquidar con un cabezazo bombeado de Bottino y luego con un remate de Diz que hubiera significado medio ascenso. La última para el local fue un cabezazo de Cajaravilla que casi la mete contra su arco, pero ni así quiso entrar.
Se terminó el primer chico con un resultado que, por lo que se vio en el campo de juego, fue justo. Suarez tiene en el banco a un tipo muy bicho, capaz de utilizar las armas que sean para ganar un partido, pero también tiene dentro de la cancha individualidades que desequilibran y que saben bien como jugar este tipo de partidos.
Dalmine tendrá que salir a jugarse todo el lunes en Ezeiza, no está tan lejos, pero va cuesta arriba. Si quiere ser del Nacional tendrá que ganarle a este difícil Tristán Suarez, todavía quedan noventa minutos.

Formaciones:

Villa Dálmine: 1. Carlos Kletnicki (5); 2. Matías Valdéz (5); 3. Jorge Demaio (5); 4. Juan Celaya (5), 5. Horacio Falcón (5); 6. Rubén Zamponi (4,5); 7. Diego Nuñez (4,5); 8. Renso Pérez (4,5); 9. Javier Rossi (4,5); 10. Esteban Pereyra (4); 11. Jonathan Figueira (4).

Suplentes: 12. Pedro Fernández; 13. Carlos Fernández; 14. Diego Grecco; 15. Matías Nouet (4,5); 16 Ezequiel Cérica (4,5); 17. Mauro Frattini; 18 Nicolás Stefanelli.

DT: Sergio Rondina.

 

Tristán Suárez: 1. Darío Capogrosso (5,5); 2. Ezequiel Vicente (5,5); 3. Facundo Talín (6); 4. Gaston Bottino (6); 5. Marcos Britez Ojeda (5); 6. Dario Cajaravilla (5); 7. Daniel Imperiale (5); 8. Ezequiel Rodríguez (5); 9. Facundo Diz (6,5); 10. Elvio Friedrich (6); 11. Matías Orieta .

Suplentes: 12. Mauro Beltramella; 13. Nicolás Igartúa; 14. Alejandro Quintana (5); 15. Fernando Luna; 16. Cristian Trombetta; 17. Matías Molina; 18 Mathias Saavedra.

DT: Ricardo Caruso Lombardi.

 

Goles: 28 PT Facundo Diz (TS).

Cambios: 7 ST Alejandro Quintana por Matías Orieta (TS); 10 ST Ezequiel Cérica por Esteban Pereyra (VD); 14 ST Matías Nouet por Matías Valdez (VD); 20 ST Matías Molina por Ezequiel Rodríguez (TS); 24m Nicolás Stefanelli por Jonathan Figueira (VD); 34 ST Cristian Trombetta por Marcos Brítez Ojeda (TS).

Amonestados: En Villa Dálmine: 32 PT Horacio Falcón; 33 ST Juan Celaya . En Tristán Suarez: 20 PT Darío Capogrosso; 25 PT Alejandro Rodríguez; 34 PT Elvio Friedrich 24 ST Daniel Imperiale.

Estadio: Villa Dálmine (muy buena).

Árbitro: Eduardo Gutiérrez (Regular).

Público: 6000

Fotos gentileza de www.elviola.com.ar

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *